Written by 00:05 Columnas Views: 4

A 200 años, el Senado constructor de la gobernabilidad y la democracia

Causa y Efecto

Leonardo Valadez Castillo

Diego Valadés Ríos, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, aseveró que es necesario modernizar el Federalismo mexicano, por lo que se deben plantear nuevos horizontes para las instituciones democráticas mexicanas.

Como parte de la Conmemoración del Bicentenario de la Instauración del Senado de la República y del Sesquicentenario de su Restauración en México, se realizó en la Antigua Casona de Xicoténcatl la conferencia magistral “200 años de Constitución, Federalismo y Senado Mexicano”, organizada por el Instituto Belisario Domínguez.

En este contexto, Diego Valadés enfatizó que el progreso de las instituciones no se detiene nunca, por lo que debemos estar conscientes de que lo que se haga ahora en pro del avance democrático, será un punto de partida para nuevos avances en el futuro.

Además, recordó que desde hace 77 años no se hace una Convención Fiscal en México, por lo que el Senado debe convocar un a nuevo evento de este tipo con el objetivo de generar mejores condiciones de distribución del poder económico y político.

En ese tenor, dijo que la sociedad mexicana ha madurado de gran manera y estamos en una etapa en la que se pueden realizar los cambios de régimen necesarios para fortalecer la democracia, crear un nuevo régimen de partidos y renovar el panorama institucional.

Sobre la violencia, Diego Valadés señaló que existe una precaria distribución entre las atribuciones que corresponden al fuero común y al federal, lo cual proviene de una construcción deficiente desde 1824.

Consideró que “el concepto de fuero común y fuero federal es arcaico y sólo está sirviendo como coartada para la delincuencia organizada”.

A su vez,la secretaria de la Mesa Directiva, Elvia Marcela Mora Arellano, aseveró que, durante estos últimos dos siglos, el Senado ha sido fundamental en el desarrollo y consolidación de nuestra democracia. Dijo que “estamos en un momento propicio para recordar los principios que han guiado a nuestra nación y analizar los desafíos que enfrentamos en el presente”.

Acotó que, durante este periodo, México ha experimentado una evolución constante en sus sistemas político y jurídico, así como la construcción de un Estado democrático y plural, labor en la que nuestro país cada vez lo hace mejor.

Además, la senadora del PES aseveró que el Senado ha desempeñado un papel crucial en la defensa de los intereses regionales y en la construcción de consensos para la gobernabilidad del país; sin embargo, denunció que aún hay grandes retos, como la desigualdad regional, la falta de inclusión y un renovado y nada discreto ímpetu centralizador.

En ese contexto, sostuvo que la regeneración del Federalismo en México es una materia abierta que demanda la modernización de instituciones y el replanteamiento de figuras como el régimen de gobierno y el sistema representativo. “El Federalismo -enfatizó la legisladora-, ha sido una decisión que hemos mantenido viva desde 1824”.

La senadora Mora Arellano indicó que debemos entender que la descentralización territorial no es equivalente a una genuina desconcentración política del poder. En ese sentido, dijo que el Poder Legislativo debería sesionar en Querétaro, pues sería un acto de Federalismo importante.

A su vez, la senadora Beatriz Paredes Rangel, de la bancada del PRI, aseguró que México no solucionará sus problemas si no fortalece el Federalismo y sus tres poderes. En ese sentido, también sostuvo que se debe combatir la visión del presidencialismo, pues es un diseño que se creó para un país con menos habitantes, lo cual impide una adecuada atención regional.

Boomerang.- Para establecer y regular los derechos de las mujeres mediante políticas públicas, acciones y programas que ayuden a mejorar sus condiciones de vida y las de sus dependientes, cuando se encuentren en situación económica vulnerable, la diputada Leticia Mosso Hernández presentó una iniciativa de Ley de los Derechos de las Jefas de Familia del Estado.

En el documento que analiza la Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos, la diputada expone que en algunos casos las mujeres se asumen como proveedoras principales y sostén de las familias, ya sea por decisión propia, viudez o abandono por parte de sus parejas.

“Las mujeres se nombran a sí mismas como jefas de familia porque reconocen que se han quedado al frente del hogar; es decir, han tomado el rol masculino que antes desempeñaba su pareja”, añade.
La legisladora refiere que la mayoría de las mujeres coinciden en que ser jefas de familia implica una doble responsabilidad y una dualidad de roles, la de trabajar y ser madre, lo que se traduce en sobrecarga de trabajo para ellas, porque no solamente tienen que cuidar y procurar a las hijas e hijos en los hogares, sino que deben trabajar para llevar el sustento y cubrir las necesidades del hogar.

Señala, además, que en Guerrero 35 de cada cien hogares reconocen a las mujeres como personas de referencia, lo que significa que son consideradas como jefas de la vivienda, hecho por el cual se debe reencauzar el enfoque de las políticas públicas, para garantizar la incorporación plena de las jefas de familia en el marco del respeto de sus derechos humanos y con la transversalización de la perspectiva de género.

Por todo lo anterior, Mosso Hernández considera importante establecer una Ley de los Derechos de las Jefas de Familia del Estado de Guerrero como un derecho real, irrenunciable e irrevocable, que acompañe de manera permanente a las jefas de familia, lo que sería un buen precedente legislativo para generar en la sociedad esa sinergia en materia de apoyo social, así como mejorar sus condiciones presentes y futuras, y de quienes dependan de ellas.

[email protected]

Visited 4 times, 1 visit(s) today
Close